PURGADORES

Los purgadores de vapor son válvulas automáticas que deberían tener las siguientes propiedades y satisfacer los siguientes requerimientos:

  • La descarga de condensado sin pérdida de vapor vivo, de un modo eficiente y sin fallos en operación.
  • La descarga de aire y otros gases incondensables.
  • El purgador de vapor debería conservar estas propiedades en cualquier situación, incluso ante fluctuaciones en la presión del vapor o en la contrapresión en el sistema de condensado, cumpliendo con los requerimientos especificados en todo el rango de presiones de trabajo.

Adicionalmente, podemos exigir que el purgador de vapor cumpla con otros requisitos:

  • Que el asiento y obturador del purgador soporten la acción abrasiva del paso del condensado revaporizando.
  • Que el purgador sea compacto y ocupe el menor espacio posible para minimizar las pérdidas de calor y facilitar su instalación.
  • Que el purgador sea robusto, fiable y versátil, insensible a los golpes de ariete.
  • Que el purgador tenga un mantenimiento sencillo y en línea, y que sea capaz de autochequearse.
  • Que el purgador sea económico.

Obviamente resulta difícil conciliar todas estas propiedades deseables, ya que existen diversas aplicaciones y situaciones:

  • Un purgador de vapor que deba mantener la superficie de intercambio en un intercambiador de calor libre de condensado.
  • Por otra parte, puede resultar útil permitir un anegamiento de condensado en el espacio de intercambio para utilizar el calor sensible de dicho condensado.
  • La descarga de grandes cantidades de condensado a bajas presiones diferenciales.
  • La descarga de pequeñas cantidades de condensado sin pérdidas de vapor a altas presiones diferenciales.

En multitud de aplicaciones estos requerimientos definidos para los purgadores de vapor son contrapuestos y mutuamente excluyentes. Conclusión: no existe un purgador de vapor universal que se adapte a cualquier situación.

VALMECAS S.L. tiene establecido un sistema propio de auditoría, revisión y sustitución de purgadores.

Un purgador de vapor puede presentar principalmente dos tipos de fallos en operación:

  • Fallo por apertura indebida. Fuga de vapor vivo. El vapor pasa al sistema de condensado.
  • Fallo por cierre indebido. Bloqueo de paso de condensado, retroceso del mismo y anegamiento de la tubería aguas arriba del purgador.
purg1 purg2 purg3

MÉTODOS DE CHEQUEO

1. Medición de ultrasonidos

Los dispositivos de test por ultrasonidos registran las vibraciones de alta frecuencia   producidas por el paso de vapor, gases o líquidos a través de los purgadores, usando un transductor de contacto. Estas vibraciones tienen una frecuencia no audible por el oído humano. La Fig. 1 muestra un dispositivo de test de ultrasonidos.

ultrason purgad

2. Medición temperatura cámara termográfica

La cámara termográfica de nuestra tablet Atex nos muestra los valores de temperatura de   entrada y salida del purgador así como del conjunto seleccionado. La Fig. 2 muestra una   imagen de un purgador y sus temperaturas correspondientes.

camara termog purgad

VALMECAS S.L. dispone de un sistema de gestión de equipos para nuestros clientes establecido en bases de datos on-line. Dicho sistema se aplica actualmente para el control y trazabilidad de válvulas, purgadores, manguerotes, bombas, motores, etc. Su objetivo es proporcionar información rápida gracias a su buscador y adaptando los datos necesarios para cada planta.

Su sistema de geolocalización por GPS nos permite a su vez ubicar dichos equipos en un plano y acceder a los datos más relevantes del equipo/s con mayor precisión.

Así mismo, la herramienta le permite exportar los datos obtenidos para así poder utilizar su sistema habitual con los formatos mas utilizados actualmente (xlsx, xml, csv).

 

GALERÍA IMÁGENES
VÍDEOS